A Hard Day’s Night

BEATLES + BRANDING = una fórmula incendiaria

Si hay una marca en el mundo que quedó grabada en la mente del público en forma indeleble es “The Beatles”.

La palabra “Beatles” a primera vista no tiene ningún atributo que podría haber hecho previsible su consagración como marca con alcance y pregnancia sin límite de territorios ni de tiempo.

Digo ‘a primera vista’ porque en verdad el vocablo “Beatles” está preñado de significados, sonidos y atributos que superan el ámbito de la realidad de los sentidos físicos y encuentra su hábitat en el realmo de lo místico y lo sobrenatural. *

*Si quieren saber más sobre esto deben esperar a que finalice la escritura y lance mi próximo libro al mercado mundial, y eso ocurrirá en el primer semestre de 2018.

Es sabido que los chicos de Liverpool tenían clara conciencia del valor de una marca pero eso no evitó que cometieran grandes gaffes de novatos como la cometida en su primera película ‘A Hard Day’s Night‘ (1964) dirigida por Richard Lester, con guión de Alun Owen, que en Argentina se llamó enigmáticamente “Yeah Yeah Yeah” y en España llevó un título algo más decente y cercano al original esta vez: “Qué Noche la de Aquél Día“.

Quienes sepan a qué gaffe me refiero, escriban aquí  abajo su respuesta.

(por si no se dieron cuenta, al clickear en el título pueden ver la película completa)

                                            PERO

                                                                 NO ES DE ESO

                     DE LO QUE QUERÍA HABLARLES.

sino de otro caso de casamiento entre Beatles y Presencia de Marca, esta vez escrita y editada por mi, y contando en la performance con el featuring de mi gran y talentoso amigo Alejandro Moreyra a quien pueden seguir por radio, TV, gráfica y por la calle si no los ve.

No creo que este video ingrese en los anales del Branding Positivo ni en otros anales que abundan por ahí, pero los dos protagonistas fueron grandes en su momento y a ambos los llevamos durante muchos años pegados al oído.

Hé aquí la obra en cuestión:

 

Comenten, escriban, sigan esta página y suscríbanse a mi  canal de YouTube.

(Al menos eso es lo que dicen en sus videos mis amiguísimos de Dos Bros y no les va nada mal.)

Arivederlos!